Mejor diseño de dormitorio feng shui

Hay una habitación de la casa que podría mejorar, según el Feng Shui. El dormitorio. En realidad, el Feng Shui trata de mejorar tu vida a través de las posiciones de los objetos que te rodean. Por ejemplo, la idea es que si te posicionas en una esquina de la habitación, esto te traerá buena suerte y mejora. Así que vamos a ver cómo podemos mejorar nuestro dormitorio con algunos consejos y trucos fáciles.

Decorar la habitación con plantas y flores

Sabemos que estás ocupado y no queremos complicarte las cosas. Así que aquí tienes un consejo rápido que te ayudará a poner en orden tu dormitorio: ¡empieza por la cama! Dado que es el mueble principal de la habitación, debe ser lo suficientemente cómoda y grande como para permitirte descansar y disfrutar de una buena noche de sueño.

Una vez que tengas la cama resuelta, es hora de centrarse en el resto del espacio del dormitorio. Intenta dejar fuera cualquier objeto innecesario que pueda perturbar tu pieza interior: no dejes que nada te recuerde al trabajo o a otras cosas estresantes. Tampoco coloques el escritorio o el ordenador en la habitación; intenta que todo sea lo más tranquilo posible para que, cuando entres en tu dormitorio por la noche, lo único que veas sea un lugar en el que puedas relajarte y desconectar después de un largo día.

Haga coincidir las persianas con el color de la pared para evitar contrastes fuertes

La última imagen que veas antes de dormirte influirá en tu noche, así que no coloques la cama frente a una puerta o de cara al baño porque lo más probable es que te perturbe el sueño.

Aporta armonía con un diseño equilibrado y simétrico

El color de las paredes es otro elemento importante. Si quieres tranquilidad y una habitación serena y armoniosa, utiliza el azul o el verde.

La chimenea aportará paz y hará que la habitación sea muy confortable

Dado que las plantas son excelentes para purificar el aire y acercarte a la naturaleza, son un gran complemento para tu dormitorio. Pero no pongas demasiadas, porque también pueden tener un efecto negativo: la habitación puede parecer demasiado llena y asfixiante.